Hugo Cabezas apoya posición del PSUV contra el Gato Briceño


“Todo militante debe ceñirse a esa rectitud que debe tener todo revolucionario”, expuso.

Fuente: Prensa Gobierno Socialista

“La decisión anunciada contra el gobernador del estado Monagas es una decisión soberana de nuestro partido, la acatamos, la acompañamos y la reconocemos, y desde aquí fijamos una posición a favor de nuestro partido y a favor de nuestro comandante, el presidente Hugo Chávez”, expresó este jueves el gobernador socialista de Trujillo, Hugo Cabezas, en relación a la suspensión de la militancia del PSUV a José Gregorio Briceño.


En el marco de una rueda de prensa por la primera asamblea de las juntas administrativas estatales del Comando Regional Andino de la Gran Misión Vivienda Venezuela, el mandatario regional aprovechó para fijar su posición al respecto. “Apoyamos la decisión anunciada por el vicepresidente Elías Jaua”, enfatizó.

“Como militante del partido y militante de la revolución, todos nosotros juramos cumplir a cabalidad con el Libro Rojo, y particularmente el artículo 39, en sus numerales 1 y 2, que nos obliga a no emitir opiniones públicamente, y mucho menos improperios, contra nuestros dirigentes ni contra cualquier otro militante de nuestro partido, que pueda menoscabar la unión interna de nuestro partido y en consecuencia pueda contribuir con la contrarevolución”, expuso.

En días pasado, El Gato Briceño, gobernador de Monagas, emitió unas fuertes declaraciones en un canal privado claramente identificado con el oposicionismo, atacando al primer vicepresidente del Partido y presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, al igual que contra la también legisladora y vicepresidente de la región oriental del PSUV, Yelitce Santaella.

En este sentido, Hugo Cabezas recordó que existe un tribunal disciplinario en el Partido Socialista unido de Venezuela que es el que se encarga de recibir, recabar las pruebas, analizar y toma las decisiones correspondientes. “Debemos decir que para nosotros es menester que todo militante, indistintamente de la responsabilidad que cumpla en un momento determinado, que debe ceñirse a esa rectitud que debe tener todo revolucionario y evitar a toda costa caer en el juego del enemigo, que es ventilar asuntos privados de manera pública”.

TRINCHERA COMUNICACIONAL

TRINCHERA COMUNICACIONAL

Semanario El Campesino