El 11A además de un golpe de estado fue una enseñanza para Chávez.

A 14 años del golpe de estado perpetrado en contra de Hugo Chávez por la derecha nacional con claro y comprobado apoyo de los gobiernos de EEUU  y España,  continuamos considerando los hechos tal como sucedieron y qué corresponden a la ruptura del hilo constitucional mediante la ejecución por parte de la oposición de aquel entonces (qué no difiere en mucho de la actual en cuanto a estrategias y actores) y que están por demás documentados mas no fijados aún en la conciencia del pueblo.
Si analizamos el contexto que llevo a que se materializara dicho golpe de estado,  podemos apreciar; qué el presidente Hugo Chávez con apenas 3 años y 3 meses en el poder fue secuencialmente atacado desde diferentes ámbitos para deteriorar su liderazgo y erosionar su popularidad mediante una exacerbada campaña de operaciones psicológicas se le etiquetó  como dictador y tirano que meses antes había firmado leyes habilitantes y que practicaba el autoritarismo para dirigir el país.  Creando en ese marco escenarios de continúas protestas y práctica del escalamiento de la violencia, qué amparados por la inacción de muchas personas del gobierno para contrarrestar esos hechos que posteriormente desencadenaron en esa fatídica marcha del 11de abril de 2002.
Para Chávez el 11A fue una enseñanza en la forma de conducir la política nacional pues en ese entonces confiado de quienes le rodeaban en las asesorías y en la toma de decisiones como Luis Miquelena,  Alfredo Peña,  Francisco Uson,  Guaicaipuro Lameda,  Luis Alfonso Davila,  Raúl Salazar y muchos otros personajes que confabularon contra el comandante, lo traicionaron y le hicieron cambiar la visión que hasta el momento tenia de la política. Cruda enseñanza pero enseñanza al fin.
Ahora en el 2016 el fantasma del golpe de estado nuevamente cobra vigencia cuando la derecha ha tomado posiciones desde la AN y en estos tres primeros meses ha aprobado  leyes que más allá de enfrentar un problema tangible buscan potenciar la inestabilidad política  abra las puertas a la intervención extranjera. Justo ahora el presidente Nicolás Maduro tiene 3 años en el poder,  por ello y sin ser aficionado de las coincidencias, es muy necesario mantener la mayor atención sobre los acontecimientos y accionar antes de reaccionar para cortar con éxito cualquier intento de reeditar el 11A.

HENRY RANGEL SILVA
GOBERNADOR DEL ESTADO TRUJILLO

TRINCHERA COMUNICACIONAL

TRINCHERA COMUNICACIONAL

Semanario El Campesino