Fundación del Niño llevó sonrisas al área Pediátrica del Hospital de Valera


Niñas y niños del servicio de pediatría y el Centro Educativo “Niño Simón”, último ubicado en el Hospital de Valera, bailaron y jugaron con el amigo “Simoncito”, mascota de la FRNS, mientras recibían obsequios por parte del gobierno regional.

Prensa Gobierno Bolivariano de Trujillo
María Linares/ Gráficas: Douglas Rivas

La Fundación Regional “Niño Simón” (FRNS) de Trujillo, que preside la primera combatiente Jacqueline Peñaloza de Rangel, llevó sonrisas y alegrías a 35 niñas y niños que son atendidos en el área pediátrica del Hospital Universitario “Pedro Emilio Carrillo” (HUPEC)- Valera y que asisten al Centro de Educación Hospitalaria “Niño Simón”; con la entrega de 30 juegos didácticos, 25 paquetes de pañales desechables, 100 cotillones y ropa.

La acción  viene a fortalecer las actividades recreativas que se desarrollan en mencionado centro de salud, en pro de la distracción sana y educación de los pequeños de la casa. “Venimos en nombre de la primera combatiente y el gobernador del estado Trujillo a realizar una entrega muy linda a los niños que se encuentran hospitalizados por más de cinco días. Queremos garantizar que en ellos prevalezca la alegría”, afirmó la directora de programas de Salud, Norlú Pérez, quien estuvo acompañada por Andrés Cuartín, director ejecutivo de la Fundación del Niño; Dra. Norellys Tineo, directora del HUPEC, encargados del Centro Educativo “Niño Simón” de ese nosocomio y “Simoncito”, mascota de la FRNS que puso a bailar y cantar a los presentes.
Pequeñas sonrisas
La Dra. Peréz hizo entrega especial de un obsequio que envió la primera combatiente a la niña Guadalupe Hernández, quien asiste constantemente a dicho centro de salud. “Guadalupe es una niña que viene a este hospital desde que estaba pequeñita y se ha convertido en alguien muy especial para nosotros. La Dra. Peñaloza de Rangel le mandó un regalo y queremos que sepa que la seguiremos apoyando”, aseguró Pérez.
Por su parte, la Dra. Norellys Tineo, directora del centro de salud resaltó la importancia de estas actividades para los niños, debido a que  se les regala a los niños un rato de alegría y compartir; aunado al factor psicológico que viene a contribuir en el aumento del bienestar de los pequeños.
Madre agradecida

Margarita Hernández: Soy de Motatán y vivo en un apartamento que me dio el gobierno. En este hospital siempre he recibido la ayuda que requiere Guadalupe. Hoy me dieron pañales desechables, juguetes y ropa. Siempre le ayudan con los estudios y me van a apoyar con los exámenes que ella necesita. Nosotras debemos venir constantemente ya que mi hija debe recibir diálisis por su problema de salud. Debo decir que nos han atendido muy bien.

TRINCHERA COMUNICACIONAL

TRINCHERA COMUNICACIONAL

Semanario El Campesino